El gran error de los Raiders de Los Angeles

Commitment to Excellence” (Lema de los Raiders de Oakland).

Oakland Raiders

En la bahía de Oakland, California, atranca un barco pirata muy especial, los “Malosos” han escondido un tesoro en su estadio y lo resguardan cada fin de semana en el emparrillado. El equipo juega en esta pequeña ciudad, pero gran parte de la población de California se identifica con ellos. El arraigo que existe hacia la institución y sus símbolos es muy grande. Especialmente durante los finales de los 80´s y principios de los 90´s, la bandera pirata fue el estandarte de un gran sector marginado de la sociedad.

Marcus Allen, estrella de los Raiders de Los Angeles

La franquicia de los Raiders de Oakland es una de las más famosas de la NFL, sus colores negro y plateado son inconfundibles, su escudo con un pirata llama la atención siempre y su afición es de las más pintorescas de la liga. La historia de los “Malosos” no tuvo un inicio muy exitoso, las buenas actuaciones comenzaron a llegar hasta que Al Davis tomó al equipo en 1963. A partir de este momento los resultados mejoraron notablemente, incluso llegaron a ganar dos Super Bowls y en 1982 se mudaron a la ciudad de Los Angeles, que los recibió con los brazos abiertos.

Durante esa época la imagen que se fue construyendo en torno al equipo iba muy de la mano con el mote que tenían. Los éxitos deportivos habían permeado para que se considerara al equipo como uno de los más fuertes, auténticos piratas. Además, siendo un deporte de mucho contacto, los Raiders eran famosos no sólo por ganar pues también lo hacían a su modo, pasando por encima del rival. Los colores, negro y plata, nunca antes usados, reflejaban la seguridad y fuerza dentro del campo. Al poco tiempo esta imagen atrajo a muchos seguidores, especialmente jóvenes afroamericanos y latinos que vivían marginados en California.

Por esos años, la ciudad de Los Angeles vivía una situación difícil, existían fuertes problemas de pandillas especialmente en barrios humildes donde habitaban afroamericanos e inmigrantes. Las rencillas entre las pandillas cada vez eran más grandes hasta que comenzó a volverse incontrolable para la policía de la ciudad. Como respuesta a esto, los jóvenes comenzaron a desarrollar nuevas formas de expresión, que pudieran reflejar su particular realidad, dos de ellas fueron los Raiders ahora de Los Angeles y el Hip-Hop.

Ice Cube y Snoop Dog, raperos aficionados a Los Angeles Raiders

La figura de los Raiders concordaba perfectamente con lo que sentían esos grupos de jóvenes, su realidad no era la que el mundo percibía de California y en ella, al igual que el equipo de fútbol americano, tenían que imponerse a su manera sobre los demás. El equipo incluso antes de llegar a LA, ya tenía muchos fanáticos jóvenes que ahora con mayor razón se identificarían porque además de que el equipo era ganador, llegaban como auténticas estrellas a una ciudad necesitada de héroes.

Por otro lado, en las calles de Los Angeles poco a poco se gestaba el boom del Hip-Hop, estilo musical con el que los muchachos buscaban expresar su realidad tal como era, cruda. La mezcla final se dio cuando el famoso grupo de Hip-Hop Niggaz Wit Attitudes, comenzó a utilizar prendas de los Raiders de Oakland. Desafortunadamente, este género musical era tan crudo que iba acompañado de los problemas que se vivían en la calle, violencia, drogas y marginación, que terminaron por reflejarse también en la afición del equipo. Cada vez se identificaban más a los “revoltosos” por portar prendas alusivas a los Raiders, incluso se prohibió en algunas escuelas utilizar esta indumentaria.

Conforme crecieron los problemas en la sociedad, disminuyó el apoyo al equipo, era tan estereotipada la afición de los Raiders que incluso algunos jugadores preferían no llevar a su familia al estadio. Aunado a eso, el rendimiento del equipo comenzó a decaer y llegó a explotar la burbuja que se había formado. Los Raiders cumplían, incluso sin saberlo o quererlo, una labor de identificación para todos esos jóvenes que no tenían alguna otra guía. A pesar de esto, cuando los problemas de la sociedad, cercana al equipo, comenzaron a afectarlo, se empezó a manejar la posibilidad de mudar al equipo a un nuevo estadio, especialmente alejado de los problemas.

El gran error de los Raiders de Los Angeles fue haberle dado la espalda a la sociedad. Los sectores más vulnerables de la sociedad se les habían entregado y cuando más necesitaban al equipo, este les dio la espalda. Los Raiders de Los Angeles en su momento debieron asumir su rol social, y basándose en el apoyo que tenían, debieron buscar lograr cambios en la comunidad para mejorarla. Durante su estancia en Los Angeles pregonaron su lema de “Compromiso con la Excelencia”, para al final no cumplirlo fuera del campo.

Músico de Hip-Hop, Ice Cube

Para la temporada de 1995, los Raiders volvieron a Oakland, huyendo de Los Angeles y todos sus problemas. Después de la Raidermanía, el rapero Ice Cube, en su canción “Wrong Nigga To Fuck With”, afirmaría: “dejen de darle crédito a los Raiders, porque Al Davis nunca nos pagó”. Esa parte de la canción refleja el nuevo sentimiento de la afición que dio todo por un equipo que no los respaldó. A la fecha, Los Angeles es de las pocas mega ciudades de Estados Unidos que no tiene equipo profesional de futbol americano, los Raiders lo tuvieron todo y lo dejaron ir.

Por: Alberto Vega/ @Betovegaa

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

El Cafetín de las 5

Revista cultural con sede en la Ciudad de México. 25 de abril 2011
A %d blogueros les gusta esto: